3.3.10

"Lars y una chica de verdad" (Craig Gillespie, 2007)

Hoy me volví a quedar sin entradas para el ciclo de cine español del Teatro Liceo (malditas señoras que arrasan la taquilla) pero no con las ganas de ver una peli así que sin más miramiento y tras un paseíto por las estanterías de dvds de la biblioteca, acabe visionando en compañía de ManuEll, "Lars y una chica de verdad"


La verdad es que llevaba muchísimo tiempo queriendo ver esta película, hace ya más de un año que inicié los preparativos visionando antes "Tamaño Natural" una película española de 1973 que se podría considerar antecedente de ésta pero ni mucho menos ahora que he visto las dos, lo único en común sería que los protagonistas de ambas se obsesionan de forma enfermiza con una muñeca a la que otorgan sentimientos y demás... lo que la película patria se va volviendo más oscura y sexual por momentos al contrario precisamente que la que ahora mismo nos ocupa.

Lars es un chico amable, buena gente, querido por toda la comunidad pero algo solitario y precisamente la explosión de su soledad interior será lo que provoque su delirio que en este caso es real, vamos un drama que pretende ser comedia pero no, es todo un drama!!

Es curioso ver como él mismo se crea ese mecanismo de protección contra el mundo que le rodea y a la vez hace partícipe a todos de su recién estrenado estado de felicidad que aún siendo una felicidad completamente artificial el resto de personas que le rodean toleran de buena gana sólo por permitir que esta persona en otros momentos tan solitaria y tan necesitada de cariño reciba lo que sin duda se merece entrando en un circulo vicioso en el que de repente todo el mundo adora a la muñeca y de nuevo Lars vuelve a ser desplazado de la sociedad, pero esta vez Lars ha aprendido a coger al toro por los cuernos y es capaz de parar a tiempo para por fin empezar a vivir su vida de forma plena.

Me parece una buena y profunda reflexión sobre la existencia personal, muchas veces y seguramente en algún momento dado, más de uno se habrá sentido solo y sin saber que hacer con su vida pero todo acaba pasando simplemente hay que ser fuertes y capaces de tener el valor de sacrificar lo que haga falta, al igual que Lars acaba sacrificando a Bianca como medio para acabar con su delirio y poder comenzar a disfrutar de la vida de una forma real, significativo el hecho de que el delirio dure apenas unos meses (casi tanto como el embarazo de su cuñada), detalle que viene a decirnos que es completamente lícito tener pequeños baches a lo largo de toda una vida.

2 comentarios:

caotico_jq dijo...

Otro amigo me habló bastante bien de esta peli, tendremos que verla. Con la que no me atrevo es "Tamaño natural" (tengo la sensación de que es una peli super claustrofóbica y deprimente, no sé...).

Bea Cepeda dijo...

Muajajajaja qué casualidad! Yo también tengo pensado ver esta peli después de terminar Tamaño Natural xDD
De esta película no había oído hablar hasta que la estudiamos en clase, en el máster... parece muy interesante... ya te contaré cuando la vea, que no creo que tarde mucho.