22.3.10

"Teenagers From Outer Space" (Tom Graeff, 1959)

Se cumple el primer aniversario de este mi pequeño diario de películas que cuando comenzó su andadura no creí que realmente me fuera a durar y mira aquí permanezco de momento al pie del cañón y encantado de escribir aunque sea un poquillo de las impresiones que me producen las películas que voy visionando, ninguna se escapa por muy penosa que sea o por muchas veces que la haya visto... y para celebrarlo que mejor que revisionar una de mis películas fetiche y que además inspira el nombre del propio blog (su enlace vamos, los más observadores seguro que ya se habían fijado en lo de gargonsrevenge) y la imagen de la cabecera: "Teenagers From Outer Space"

Y es que realmente es una joya de película, resultado sin duda del gran auge del que gozaba la ciencia ficción en los años '50 pero con un cierto toque personal que le aporta su absoluto creador, el malogrado Tom Graeff (responsable del guión, la dirección, los efectos e incluso de interpretar a uno de los personajes) que acabaría suicidándose en 1970 a los 41 años de edad y tras haberse autoproclamado unos diez años antes como el mismísimo Jesucristo II.

La película podría considerarse tremendamente autobiográfica al tratar sobre Derek (Chuck Roberts acreditado en el film como David Love y compañero sentimental de Tom Graeff en la vida real), un joven extraterrestre que no encaja del todo en su planeta natal y que sufre el rechazo de sus propios compañeros podría tratarse de una referencia absoluta a su vida como homosexual que por aquella época no es que estuviera muy bien visto el asunto... el personaje queda prendado de los humanos y sobretodo de Betty que aporta a la película la dosis justa de ingenuidad, mojigatería y valentía y con la que incluso llega a hacer planes de futuro pero solamente enfrentándose a su pasado podrá realmente salvar su futuro...


Si tenemos en cuenta el bajo presupuesto del que gozaba Graeff para llevar a cabo su película y de los pobres medios con los que contaba, nos encontramos con unos efectos especiales dignos de admiración y que realmente sorprenden por la calidad fantasiosa de los mismos, no en vano no todos los días se puede ver a una langosta gigante asediar a una pareja de jóvenes enamorados... pero sin duda el logro más curioso es el del rayo desintegrador que convierte a los seres vivos en un simple montón de huesos, dicho invento fue parodiado por Tim Burtom en su película "Mars Attack!".


Realmente es una película que me fascina y también como no la vida del propio Tom Graeff, viene a ser un Ed Wood Jr. pero más desconocido aún si cabe... ignoro si alguna vez llegaron a conocerse pero realmente creo que hubiera sido algo tremendo, para mear y no echar ni gota, que los dos se hubieran puesto manos a la obra para sacar adelante algún proyecto juntos, incluso podrían haber sido algo más que compañeros de labores... sea como sea ambos dos merecen todo mi respeto y admiración tanto por su amor al 7º Arte como por su incansable tenacidad atreviéndose a hacer sus sueños realidad sin importar lo que los demás pensaran de ellos, lástima que acabara el primero esquizofrénico perdido y el segundo alcohólico depresivo... lo cual no les ha impedido convertirse en autenticas leyendas de culto absoluto.

Si, yo también me he dado cuenta de que se me ha ido un poco el asunto así que sin más concluyo no sin antes recomendar a todos encarecidamente que disfruten de esta maravillosa joya de la ciencia ficción y también agradecer a todos los que durante este primer año de vida de mi Querido Peliculario habeís pasado a leer e incluso os habéis animado a comentar. Gracias a todos!!

2 comentarios:

teenagethunder dijo...

sin duda una joya de película !!!

Sr Nocivo dijo...

¡Felicidades por el aniversario del blog! Queda apuntada esta película para un futuro visionado. No se si son imaginaciones mías, pero en los últimos años se percibe poco amor hacia el 7º arte por parte de la gente que trabaja en esta industria y mucho amor al $$.