23.2.10

"Plácido" (Luis G. Berlanga, 1961)

Tras dos semanas en las que me ha sido imposible asistir, una por encontrarme en la taquilla con el cartelito de "entradas agotadas" y otra por pura vaguería, esta tarde he regresado al ya famoso en este blog ciclo del Teatro Liceo de "Películas que burlaron la censura en España" pudiendo disfrutar en esta ocasión de "Plácido"


Crítica arrolladora a la sociedad pudiente e hipócrita de la España de aquellos tiempos pero perfectamente aplicable a la actualidad. Lo que importa ante todo es guardar las apariencias y que todo el mundo vea lo bueno o caritativo que eres aunque sea a costa de banalizar los problemas de los más desfavorecidos.

Con un toque cómico que realmente resulta funcionar de maravilla la película pone frente a frente dos caras de una misma moneda: ricos y pobres.
Aunque el verdadero protagonista de la cinta, Plácido, no es rico ni mucho ni tampoco pobre, es un trabajador como la mayoría de la población española de aquellos momentos que intenta salir a delante cuyo único objetivo es salir adelante. Él durante toda la película permanece ajeno al asunto de la caridad a pesar de que se ve arrastrado a ello involuntariamente, a él lo único que le preocupa es conseguir el dinero para pagar la letra de su vehículo, ni más ni menos...

En definitiva, situaciones totalmente rocambolescas que consiguen mantenernos pegados al asiento y que además pueden llegar a ser más reales de lo que uno se piensa.

6 comentarios:

Bea Cepeda dijo...

Yo vi esta peli ya hace tiempo, pero me acuerdo de ella bastante bien porque me pareció muy curiosa. Me gustó un montón la película, algún día tendré que darle un repasito.

caotico_jq dijo...

Otra que no he visto... madre mía, qué mal estoy yo de cine español que burló la censura (aunque diré en mi descargo que la del ciclista ya me la he bajado).

Veo tu post de "Tideland", me alegro de que te haya gustado. Lo que yo quería decir cuando comparaba ambas pelis, que seguramente no lo expresé debidamente, es justo lo que comentas tú: que tanto se ha hablado de que "Donde viven los monstruos" es una peli muy dura sobre la infancia y que el niño lo pasa fatal, cuando en realidad, Jeliza las pasa cien veces más putas y se cargan menos las tintas con lo sufrida que es (de hecho, creo que también comenté que Max era un malcriado). Vamos, que concordamos del todo.

En cuanto a "Martyrs", no sé, tú la ves y ya me cuentas. Supongo que no es lo mismo haberla visto en Sitges (que yo no sabía casi ni de qué iba, ni toda la parafernalia de violencia con que se la está promocionando... vamos, que era prácticamente "virgin") que verla habiendo leído lo terriblemente violenta y salvaje que es (que, de hecho, tampoco es lo menos resaltable de la peli).

JAVI dijo...

Genial todo el Berlanga de los primeros años. Me quedo con Bienvenido Mr. Marshall pero también con ésta, Los jueves, milagro y El Verdugo. El cine español no está tan mal como lo pintan algunos y hay muchos directores históricos impresionantes (Florian Rey, Neville, Berlanga, Bardem Saura, Buñuel...)amén de algunos actuales.

Saludos.

Miguel G dijo...

Tu blog mola un montón, desde ya soy seguidor. Y por supuesto apoyo lo que dice Javi, el cine español no está tan mal como lo pintan. A mi me da mucha rabia que tengamos esa estupida impresión de que todo lo que viene de fuera es siempre mejor, ya sea en música, cine, etc...

Miguel G dijo...

Uys, acabo de ver en tu perfil que uno de tus libros favoritos es Bailame el Agua, resulta que también es uno de los míos. Igual que la peli, que me encanta!!!!!

Sr Nocivo dijo...

El cine español, ese gran desconocido, pero gracias a tu blog estoy viendo películas que o no conocía o hacia mucho tiempo que había visionado. Pendiente tengo aún comentar "Calle Mayor" en mi blog.

Por cierto, comentaste una vez que te encanta Robby the robot, pues entonces mira esto, seguro que te hace gracia: http://capricornio-uno.blogspot.com/2010/03/el-nino-invisible-1957-vose-invisible.html