15.12.10

"TRON" (Steven Lisberger, 1982)

Para ir abriendo boca de cara al (para mi) esperado estreno de su secuela, no podía faltar la revisión de este clásico moderno de la ciencia ficción que supone "TRON"

Bajo mi punto de vista es esta una película muy interesante, ya no por su argumento, que es más bien de lo más simplón, sino por toda su inventiva y espectaculares (para la época) efectos. Estamos de acuerdo en que quizá ese derroche de efectos, pasado el tiempo, juegue en contra de la propia película ya que comparado con lo que hoy en día podemos encontrar pues no hay color pero eso no tiene por qué ser algo malo sino todo lo contrario, elevando de este modo el film a las más altas cuotas de originalidad y sobretodo haciéndole un hueco en la cultura popular. ¿Quién no ha jugado al mítico juego de motos estelares?


En relación con esto último, TRON no podría haber sido realizada en otro momento que en el que se realizó. Principios de los 80, la aparición de los videojuegos y en general toda la revolución informática que para bien o para mal cambiarían para siempre (y aún siguen cambiando) la vida de la gente, nos sirve por tanto como principal fuente de información a la hora de bucear en los orígenes de esta nueva era informática en la que vivimos y casi de forma profética nos muestra un mundo totalitario dentro de las computadoras, metáfora inequívoca de la actual dependencia que sufrimos de estos medios. Sería interesante llevar a cabo un estudio más pormenorizado sobre el tema que podría titularse "De TRON a The Social Network: La revolución tecnológica en el cine" por ejemplo.


Yori ha cambiado su estado y tiene una relación con Tron

Nada despreciable es el trasfondo social-religioso que la película plantea ya que asistimos a una especie de dictadura que reprime cualquier creencia en un ser superior más allá que el PCC, en este caso los usuarios equiparados a auténticos dioses para los diferentes programas y archivos que pueblan el mundo cibernético y que no conciben otra forma de creación y de recibir poder que desde la propia mano de sus usuarios en el mundo real, algo que el PCC no está dispuesto a tolerar impartiendo un régimen de censura y segregación de los creyentes en los usuarios. De esta forma Flynn (Jeff Bridges) sería una suerte de mesías accidental en el mundo cibernético que finalmente se sacrifica por el bien común.


Siempre pensé que RAM era gay

Ahora viene cuando me pregunto, ¿quedará algo de todo esto en la secuela que se estrenará en breve en nuestros cines? pues la verdad es que lo dudo mucho aunque chica, nunca se sabe...


Atentos al mega cameo, ante todo esto es Disney!

4 comentarios:

curry dijo...

usuarios? en ingles dicen usuarios?
en la peli que vi el otro día en castellano decían programadores.

Bertoff dijo...

yo la vi ayer en VOS y estoy convencido de que en los subtitulos decía "usuarios".. pero me haces dudar.. :S

caotico_jq dijo...

Qué gracia, nosotros también nos dimos cuenta del mega-Mickey Mouse viéndola hace unos meses en DVD.

A mí me parece una película que tiene sus cosas interesantes, pero que está claro que el tiempo, la distancia y la nostalgia han jugado sus bazas a la hora de engrandecerla.

De la nueva, sospecho que se dirá:

A) Poco que ver con la deliciosa ingenuidad de la antigua.

B) Mucha mejor factura (obviamente, señores).

C) Un entretenimiento aceptable.

Y eso que no he visto más que algún trailer esporádico, pero se ve venir.

Bea Cepeda dijo...

Pues tendré que verla, porque ni he visto la antigua ni la moderna! Y hombre, la nueva no es que me llame especialmente la atención, pero no tiene mala pinta.