6.8.09

"Repo! The Genetic Opera" (Darren Lynn Bousman, 2008)

Que rabia! Llevaba bastante tiempo queriendo ver esta película que en su momento no pude disfrutar en cine porque en las ciudades a mi alcance ni siquiera se dignaron a proyectarla durante una semanica, asi que me tuve que aguantar lo cual hizo que mis expectativas fueran en aumento cada vez más y más. Ya me pasó anteriormente con la película "Clandestinos" y precisamente como me ocurrió con "Clandestinos" cuando la visioné, me ha dejado bastante indiferente... os hablo de "Repo! The Genetic Opera"

No me interpreteis mal, la cinta en sí tiene todos los ingredientes necesarios para gustar a cualquiera: amputaciones, cuero, drogas, muertos, Paris Hilton autoparodiandose, más putas, sexo (nada explicito), vísceras, una historia épica, buenos personajes y además cantan. El único detalle es que se les olvido otorgar a esos personajes maravillosos de personalidad propia!! Lo cual hace que la peli no sea redonda para nada.. ni un cilindro tan siquiera!! Sumado además a que no acaban de decidirse si cantan todo el rato o solo cuando les apetece pues eso, como diria mi profesor de las prácticas del coche: van a ralentí.

No obstante creo y realmente espero que esta película ganará con los años, como el buen vino, incluso puede que se convierta en película de culto!! fijate lo que te digo!!

Escenas como ésta que deberían ser maravillosas per se, quedan en agua de borraja

4 comentarios:

Bea dijo...

Yo aún no la he visto, y también le tengo ganas!

Teenage Thunder dijo...

a mi me aburrió bastante!!!

con lo prometedores que son los cinco primeros minutos!

caotico_jq dijo...

Ay, pues nosotros la vimos en Sitges y nos encantó. Ahora, una cosa te digo: el público de Sitges no es el público de cualquier otro sitio (y del mismo modo que hunden en la miseria más mísera lo realmente malo, engrandecen todo lo que tenga un mínimo de bueno). Vamos, que nos gusta.

Isri Inri Rip dijo...

Pues a mi las canciones me parececieron demasiado inarmónicas, excesivas en cuanto a número (o al menos que se intercalaran los fragmentos de diálogo con los números musicales, ya que estos eran tan estridentes). El vestuario me aburrió someramente, soso hasta decir ¡basta! El argumento es cojonudo, pero no me parece bien explotado. Un rollo todo.